Imprimir Receta

PASTELITOS DE CREMA Y ALMENDRA VEGANOS

Acompaña un buen té con estos pastelitos que combinan una suave crema de vainilla con una masa crudivegana a base de almendras.
Tiempo de preparación15 min
Reposo3 h
Plato: Postre
Cocina: Vegana
Keyword: Almendras, Crema pastelera, Pastelitos, Raw
Raciones: 9 porciones

Equipment

Ingredientes

Para la crema:

  • 1 lata (400 ml) leche de coco con una concentración del 24% aprox.
  • ½ taza (104 gr) leche vegetal de tu elección
  • ½ vaina de vainilla
  • 40 gr azúcar blanquilla
  • 3 y ½ cucharadas soperas maicena (harina fina de maíz)

Para la base

  • 1 taza (158 gr) almendras crudas
  • ½ taza (54 gr) copos de avena suaves
  • 4 cucharadas soperas sirope de agave
  • Una pizca de sal marina fina
  • Aceite vegetal para el molde (da igual el tipo)

Elaboración paso a paso

  • Forra el molde con papel de horno. Para asegurarte de que este no se mueve, primero embadurna el molde con un poco de aceite y, a continuación, encaja el papel.
  • Vierte los ingredientes de la base en un triturador o robot de cocina similar y muele hasta obtener una masa grumosa que se aglutine fácilmente.
  • Coloca la masa en el molde, cubriendo la superficie y presionando bien con una cuchara para conseguir una placa. Deja enfriar en la nevera.
  • Ahora, prepara la crema: pon la leche de coco con la vaina de vainilla en un calentador a fuego medio. Cuando hierva y comience a subir la leche, retira del fuego y deja reposar hasta que se enfríe.
  • Una vez fría, cuela la leche ya infusionada y viértela en otro calentador con el azúcar. En un recipiente aparte, mezcla la media taza de leche vegetal con la maicena, asegurándote de que no quedan grumos. Añádela a la leche de coco. Cocina a fuego bajo hasta que la crema haya espesado.
  • Saca el molde de la nevera y vierte sobre la masa la crema caliente. Cubre con film transparente (colócalo bien pegado a la crema. Este paso es opcional) y deja enfriar en la nevera durante 2 – 3 horas como mínimo.
  • Una vez pasado este tiempo y habiéndote asegurado de que la crema está bien fría, desmolda con cuidado y corta en porciones.
  • Sirve frío.

Notas

Nota 1: Para aprovechar bien la vainilla, antes de usarla, aplástala ligeramente con la parte no cortante de un cuchillo y luego córtala por la mitad verticalmente. Extrae las semillas y ponlas en la leche junto con la vaina.
Nota 2: Como siempre, te aconsejo mezclar la maicena y la leche en un tarro y agitar vigorosamente. Así te aseguras de que no quedan grumos.
Nota 3: Usar film transparente para cubrir la crema es opcional. Esta técnica evita que a la crema le salga esa capa de nata que a muchas personas les resulta desagradable. No obstante, supone un uso de plástico que, si no te molesta la nata, puedes evitar.