RECETAS

Sticky buns (bollos pegajosos) veganos

Para empezar la semana, te traigo una receta que te va a alegrar la vida, o por lo menos, te va a quitar las ganas de dulce, eso seguro.

 
Son los famosos sticky buns, unos bollos que llevan una salsa pegajosa, muy similar a la de toffee y que parecen perfectos para acompañar un té por la tarde. Si quieres leer algo más sobre ellos, tienes información aquí.
 
La primera vez que oí hablar de ellos fue en uno de los capítulos del programa de Anna Olson, donde enseñaba a prepararlos junto con otros postres que llevan masas similares. Tenían una pinta increíble, todo hay que reconocerlo, pero nunca me dio por cocinarlos, porque no me llamaba demasiado la atención el hecho de añadirles tanta mantequilla (por aquella época era todavía vegetariana, pero tampoco es que me dedicara a hartarme a mantequilla). Por eso me puse contentísima cuando se me ocurrió veganizarlos. Realmente, mi receta no es una adaptación de la de Anna Olson, ni de otra en particular, sino que he creado una versión a base de probar distintas mezclas, hasta que encontré la que me parecía que era sencilla y rica a la vez.
 
Puesto que la salsa que llevan los bollos es bastante dulce, no he querido añadir demasiada azúcar a la masa, pero si eres muy golos@ siempre puedes adaptar las cantidades a tu gusto. Además, aunque la mayoría de la gente los cocina con nueces, yo he usado almendras, porque me gustan un pelín más y en esta receta me recuerdan al praliné.
 
Por otro lado, vas a necesitar mantequilla vegana para hacer la salsa. No he probado cómo queda con aceite de coco, puede que salga bien. Si te lanzas a probarlo, no dudes comentarlo, porque estoy segura de que a tod@s nos interesa saber si es una opción válida. Yo no la he usado porque anteriormente había intentado hacer salsa de toffee con ella y no me había quedado muy bien, pero puede ser que simplemente necesitara hacer algunos cambios en mi receta.
 
En cualquier caso, si vas a usar mantequilla vegana, para esta receta te recomiendo que no lleve leche de soja, sino que sea a base de aceites exclusivamente, que se asemeja más a la mantequilla tradicional. La razón es que las versiones con soja están buenísimas para las tostadas pero no en recetas que lleven fuego directo, ya que al derretirlas suele escindirse la leche y no queda tan bien. Yo, por ahora, estoy usando para estos casos una mantequilla de Flora que es ecológica y que da bastante el pego, pero cualquier otra marca irá bien (te menciono esta marca simplemente porque donde vivo no he encontrado otras marcas que cumplan los requisitos). Esta es la mantequilla a la que me refiero.
 
Los bollos recién horneados. Tienen que estar doraditos y ligeramente crujientes.
 
Tienes que tener en cuenta que esta masa se hace con harina de fuerza y levadura de panadería (granulada, no fresca), de modo que va a necesitar tiempos de reposo de entre una hora y media y dos horas, así que es un postre que necesita su tiempo. Lo bueno es que mientras reposa puedes hacer otras cosas.
 
Por último, los sticky buns están buenísimos calentitos, pero aguantan bien hasta el día siguiente fuera de la nevera en un recipiente hermético. Yo a veces los caliento unos segundos en el micro y a veces no, eso ya depende de tu gusto. La cuestión es que no se quedan duros ni secos al día siguiente. Si aguantan más ya no lo sé porque, aunque haga muchos, nunca duran tanto en la cocina (los devoramos).
 
La masa tras haber levado por primera vez. Ha doblado su tamaño.
 
Por cierto, otras recetas similares que pueden interesarte son:
 
El queque/ bizcocho de vainilla vegano, un básico en toda cocina.
 
El mug cake de chocolate vegano, que puedes hacer en menos de 5 minutos.
 
La Cookie cake vegana, a caballo entre un queque y una cookie de chocolate.
Aquí la masa ya ha levado por segunda vez en el interior del molde. Los bollos han seguido creciendo.
 

STICKY BUNS VEGANOS

Estos bollos pegajosos son muy adictivos gracias a esa salsa toffee con almendras que recuerda al sabor del tradicional praliné.
Tiempo de preparación20 min
Tiempo de cocción18 min
Reposo masa (levas)1 h 30 min
Tiempo total2 h 8 min
Plato: Postre
Cocina: Estadounidense, Vegana
Keyword: Almendras, Bollos, Canela, Sticky buns, Toffee
Raciones: 4 bollos

Ingredientes

Para la masa

  • 175 gr harina de fuerza
  • 95 ml agua
  • 1 cucharita azúcar moreno
  • 1/2 cucharada sopera aceite de oliva virgen extra
  • Una pizca de sal marina fina
  • 1/2 cucharita levadura de panadería en polvo

Para la salsa

  • 1 y 1/2 cucharada sopera azúcar moreno
  • 1 cucharada sopera sirope de agave
  • 1/2 cucharita canela molida
  • Una pizca de sal marina fina
  • 2 cucharadas soperas mantequilla vegana
  • 20 gr almendras (puede ser más cantidad y puede sustituirse por otro fruto seco)

Elaboración paso a paso

  • Primero, hay que preparar la masa. Añade en un recipiente el agua templada, el azúcar, la levadura, la sal y el aceite. Remueve unos segundos. Ve incorporando poco a poco la harina, mezclando. Cuando ya la hayas añadido, espolvorea un poco de harina en la encimera (límpiala bien antey comienza a amasarla. Deberías tener una masa manejable, que no se pegue en exceso a tus manos ni a la encimera. Los movimientos de amasado los puedes ver en las fotos: con la masa hecha una bola, presiona con la palma de tu mano y estírala, como intentando apartarla de ti. Luego, pliega la masa sobre sí misma y vuelve a repetir. Haz esta operación durante 15 segundos y deja reposar la masa 1 minuto. Repite el circuito cuatro veces, hasta que hayas amasado en total un minuto. Ahora, deja la masa hecha una bola en el recipiente, tapado, durante al menos 1 hora. Debería aumentar al doble de su tamaño. Puedes dejarla más tiempo si fuera necesario.
  • Mientras la masa reposa, prepara la salsa. Mezcla en un bol todos los ingredientes con una cuchara o espátula, menos las almendras. Obtendrás una especie de frosting y verás que el azúcar no está disuelta. Es así. Ahora, embadurna el molde que hayas escogido con ella. No hace falta que cubras todas las paredes del molde, lo importante es que la base tenga una buena cantidad de la mezcla. Yo he usado un molde rectangular en el que encajaban perfectamente los cuatro bollos.
  • Pica las almendras y espolvoréalas sobre el frosting. Reserva en la nevera hasta que la masa haya terminado de reposar.
  • Pasado el tiempo de reposo, coge la bola de masa (ya habrá crecido) y córtala en cuatro porciones. Saca tu molde de la nevera. Haz una bola con cada porción y colócalas en el molde. Deja reposar, nuevamente, durante media hora, al menos. Verás que vuelven a crecer.
  • Precalienta el horno a 190º C y hornea durante 18 – 20 minutos, o hasta que la superficie de los bollos esté crujiente y algo dorada.
  • Una vez horneados, da la vuelta al molde sobre un plato o bandeja. Verás cómo el frosting se ha convertido en una salsa tipo toffee y que cae sobre los bollos. Espera a que se enfríen un poco antes de comerlos.

¿Ves lo esponjoso que queda por dentro?
Espero que te lances con esta receta, que de verdad que está buenísima. Parece trabajosa, pero no lo es tanto. En realidad, la mayor parte del tiempo se va en los reposos.
¿Ya has probado los sticky buns? Entonces, no olvides comentar tus impresiones y, si subes alguna foto a Instagram, anímate y menciona el hashtag #poramoralosgofres, y así podré ver lo bien que lo estás haciendo.
¡Hasta la próxima receta!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *