RECETAS

Sobrasada vegana (Sin gluten)

 
Si siempre te gustaron los chorizos y la sobrasada en particular, esta es tu receta.

 
Hoy te traigo una versión vegana de la sobrasada de toda la vida que la verdad es que me ha sorprendido. Tengo que reconocer que yo nunca he sido de sobrasada, a mí siempre me gustó el chorizo palmero, que es bastante particular, y el de Teror, pero no el naranja, sino el blanco, y tampoco es que fueran mis embutidos favoritos, de modo que no los comía demasiado. Así que nunca me había llamado mucho la atención la idea de hacer una versión vegana de la sobrasada, hasta que alguien en casa me la pidió.
 
 
 
 
Seguramente, habrá un millón de formas de hacerla pero, por lo que he ido viendo por ahí, la receta básica se hace a base de tomates deshidratados. En general, está muy buena, aunque esta receta le da un toque dulzón que puede no gustarle a todo el mundo. En tal caso, puedes sustituir el pimentón dulce por pimentón picante, lo que le dará, también, un poco más de fuerza.
 
Los tomates que he usado son de Italiamo, la marca de Lidl de productos italianos. No es un paquete muy grande, sino que da justo para elaborar la receta. En cuanto a la calidad, en principio me han gustado mucho, aunque también es cierto que no estoy acostumbrada a trabajar con tomates secos, de modo que no tengo demasiado donde comparar. Eso sí, cuando abres el paquete, desprende una fragancia increíble. Si te gustan los tomates, te entrarán ganas de cogerlos y comértelos directamente, promesa.
 
 
 
Para utilizarlos en la receta, es necesario hidratarlos, así que tienes que organizarte antes de hacerla pues, si los hidratas con agua caliente, van a tardar al menos una hora. Además, hay quien los muele con la piel, pero a mí me gusta retirarla, para que la crema quede más fina. Basta con “raspar” la carne del tomate con un cuchillo cuando esté hidratado, para separarla de la piel.

 

 
Por otro lado, volviendo a la cuestión del dulzor, ten en cuenta que los tomates, sobre todo si no son de temporada, suelen ser algo ácidos, por lo que requieren azúcar para ajustar los sabores. Por eso, la cantidad de sirope de agave, que es lo que vamos a usar en la receta, puede variar según los tomates que uses, así que te recomiendo que pruebes la mezcla antes de darla por terminada.
 
Otro de los ingredientes que lleva la receta son almendras. Tienen que ser crudas, pero peladas. Puedes pelarlas tú mism@ si las cubres con agua en un calentador y llevas a ebullición. Verás que se inflan y la piel se despega. Entonces, saca las almendras del agua y, con los dedos, retira la piel.
 
 
 
En cuanto a la conservación, he almacenado la sobrasada en tarros de cristal (reutilizados, como no) y ha aguantado en perfectas condiciones durante una semana en la nevera.
 
Por último, otras recetas que podrían interesarte son:
 
 
 
 
 

SOBRASADA VEGANA (SIN GLUTEN)

Con esta receta podrás preparar una versión 100% vegetal de la tradicional sobrasada. ¡Perfecta para tus bocadillos!
Tiempo de preparación15 min
Hidratación de los tomates1 h
Plato: Desayuno, Snack
Cocina: Española, Vegana
Keyword: Almendras, Chorizo, Sobrasada, Tomate
Raciones: 1 taza

Ingredientes

  • 100 gr tomates secos
  • 50 gr almendras crudas
  • 1 cucharita pimentón de la Vera dulce
  • 1/4 cucharita pimienta negra molida
  • 1/2 cucharita ajo en polvo
  • 1/2 cucharita pimentón de la Vera picante
  • 1 cucharita orégano seco
  • 2 cucharadas soperas aceite de oliva virgen extra
  • 1 cucharada sopera sirope de agave

Elaboración paso a paso

  • Previamente, hidrata los tomates: calienta agua suficiente como para cubrir todos los tomates y déjalos en remojo durante al menos una hora. Pela las almendras siguiendo el método que te expliqué más arriba.
  • Pon todos los ingredientes en un recipiente y muélelos con la batidora de brazo (vale cualquier otro procesador de alimentos). Prueba de acidez, por si es necesario añadirle más agave para ajustar.
  • Almacena en tarros de cristal y conserva en la nevera.
 
 
 
 
 
 
Espero que te guste esta receta de sobrasada. Después de haberla hecho, tengo en mente seguir experimentando con otras opciones que no lleven tanto tomate, ¡a ver a dónde llego! ¿Ya la has probado? Entonces, no dudes en comentar más abajo y, si subes alguna foto a Instagram, anímate y menciona el hashtag #poramoralosgofres, que ya sabes que me gusta saber de ti.

 

 
¡Hasta la próxima receta!
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *