RECETAS

Smoothie de naranja con coco y jengibre (Coconut & ginger orange smoothie)

 
Para seguir con la temática de las recetas sanas tras la época navideña, hoy te traigo la fórmula para hacer un batido de naranja con un ligero sabor a coco y algo de jengibre.

 
Aunque no estemos en verano, siempre es buen momento para tomar un batido, basta con sustituir las frutas congeladas por frutas frescas y ya está. No hay razón para perderse este tipo de bebidas que, bien enfocadas, pueden estar cargadas de nutrientes además de ser deliciosas.
 

Los ingredientes

El smoothie de hoy es muy cremoso gracias a la leche de coco y al plátano que uso como base. Porque ya se sabe que para tener un buen batido es necesario añadir siempre alguna fruta que aporte textura mantecosa y ligue bien el resto de ingredientes, como son el plátano (un clásico), el aguacate o la papaya.
 
Esta receta, además, lleva naranjas, que están de temporada y son ricas en vitamina C (si bien es cierto que mucho menos que otros alimentos como el perejil, por ejemplo) y en antioxidantes. Por otra parte, el jengibre, cuyo sabor es muy suave en esta preparación, tiene propiedades antiinflamatorias y ayuda a la reducción de las náuseas (apunta este dato si sueles marear en avión o en cualquier otro medio de transporte o estás embarazada. Aunque para aliviar náuseas me parece que la mejor forma de tomarlo es confitado, que recuerda a una gominola).
 

El sabor

El sabor ácido de la naranja es una de las notas que primero se perciben en este smoothie, aunque es sustituido rápidamente por la suave delicadeza del coco, que es el deje final que queda en el paladar. O al menos eso es lo que yo experimento cuando lo bebo. Y es precisamente este contraste de sabores el que hace que me encante esta combinación, así que te recomiendo que uses leche de coco en lugar de cualquier otra alternativa.
 

Recomendaciones

Si te da pereza tomar batidos por el frío, usa todos los ingredientes a temperatura ambiente y, lógicamente, emplea plátano fresco en lugar de congelado.
 
La naranja, pélala lo mejor posible, para evitar el amargor propio de esa pielecita blanca que tiene pegada a los gajos.
 
Por último, evita conservarlo para otro momento. Es decir, una vez hecho, consúmelo lo antes posible, ya que la naranja va perdiendo propiedades con el paso del tiempo y adquiere cierto sabor amargo muy desagradable.
 

Otras recetas de bebidas que te pueden interesar

Antes de dejarte con el smoothie, aquí tienes otras recetas del blog que podrían resultarte útiles en otro momento:
 
 

SMOOTHIE DE NARANJA CON COCO Y JENGIBRE

Refréscate con este delicioso y nutritivo batido de naranja, leche de coco y jengibre.
Tiempo de preparación5 min
Plato: Bebida
Cocina: Vegana
Keyword: Batido, Jengibre, Leche de coco, Naranja, Smoothie
Raciones: 1 persona

Ingredientes

  • 2 naranjas medianas
  • 1 plátano
  • 1/2 taza (115 gr) leche de coco
  • 1/4 cucharita jengibre en polvo
  • 1/4 taza (45 gr) agua (opcional)
  • Semillas de chía para espolvorear por encima (opcional)

Elaboración paso a paso

  • Pela y corta la fruta.
  • Si tienes una batidora muy potente, vierte todos los ingredientes, a excepción de la chía y el agua y muele hasta que tengas una crema fina.
  • Si, por el contrario, tu batidora tiene poca potencia, muele primero la fruta. Cuando tengas un puré, añade la leche de coco y sigue moliendo.
  • Una vez molido, si te parece que está muy espeso, añade el agua y bate durante unos segundos para que se mezcle bien.
  • Sirve y espolvorea las semillas de chía.

Notas

Única: Puedes hacer el smoothie con cualquier batidora, incluso con la de brazo, simplemente puede que tengas que insistir un poco más para moler bien la naranja según la potencia de tu máquina.
 
Espero que te lances con esta receta, que es muy sencilla y sana. ¿Ya has probado el batido? Entonces, no olvides comentar más abajo tus impresiones y, si subes alguna foto a Instagram, no dudes mencionar el hashtag #poramoralosgofres o a mí (@poramoralosgofres), que me encantará saber de ti.
 
¡Hasta la próxima receta!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *