RECETAS

Sándwich de «atún» y millo vegano (Vegan «tuna» & sweet corn sandwich)

 
La receta de hoy está dedicada a una versión vegana y algo más sana del relleno para bocadillos tradicionalmente hecho a base de atún, millo o maíz y mayonesa.

Una receta, un millón de recuerdos

Cuando pienso en los sándwiches de atún y millo vienen a mi mente un millón de imágenes de cumpleaños de la niñez, meriendas con mis amigas los viernes por la tarde y jornadas familiares en la playa o en el campo, con los tuppers hasta los topes de estos bocadillos y de tortilla… Vamos, que es una comfort food en toda regla, que me trae el recuerdo de sensaciones, olores y situaciones de toda mi infancia y adolescencia.
 
No sé muy bien si esta pasta se suele hacer en todas partes siguiendo la fórmula del atún enlatado, el millo/ maíz dulce y la mayonesa, o si es algo más bien regional. En cualquier caso, en Gran Canaria, que es donde soy yo, no hay nadie que no la haya comido al menos una vez en su vida.
Por suerte, uno de los muchos aspectos positivos del paso del tiempo en lo que al veganismo se refiere es que una llega a conocer de forma casi profesional los distintos ingredientes y su potencial para hacer sustitutos de platos tradicionales. Y eso es lo que ha pasado en este caso.
 

Los ingredientes

He conseguido hacer una mezcla que me recuerda mucho a la original, pero sin ese sentimiento de culpabilidad que se te atraganta cuando le das un bocado. Además, la mayonesa que me gusta añadirle no es a base de aceite y leche de soja (que es como normalmente la hago) sino con anacardos, así que tiene mayor contenido nutricional (piensa que los anacardos tienen cerca de 19 gr de proteínas por cada 100 gr de fruto seco, son ricos en vitaminas del grupo B y aportan minerales como magnesio y fósforo, entre otros).
Para esta receta, los anacardos debes usarlos naturales. Nada de fritos o al horno con sal. Además, tienes que contar conque necesitan estar en remojo entre 5 – 8 horas antes de usarlos.
 
También en relación con la mayonesa, los ingredientes que lleva la receta están ideados para que se asemeje a la mayonesa comercial, aunque siéntete libre de añadirle cualquier otra cosa que te guste más como, por ejemplo, ajo. En mi caso, prefiero no usar ajo para esta fórmula porque me recuerda a una especie de alioli y ese no es mi objetivo.
El atún lo sustituiremos con garbanzos. Tienen que estar cocidos. No hace falta que estén calientes, de hecho, esta pasta siempre se sirve fría.
El pan que ves en las fotos es un pan de cúrcuma y semillas de amapola que compré en un súper bio, pero vale cualquier otro tipo de pan siempre que no lleve ingredientes animales.
Otras recetas
Otras recetas que podrían interesarte son:


Pan de millo/ maíz vegano


Bocadillo de seitán con salsa de tahini blanco


Paté de champiñones y avellanas


Paté de guisantes


Hummus de garbanzos


Sobrasada vegana

 

SÁNDWICH DE "ATÚN" Y MILLO

Aquí tienes una versión vegana y saludable del relleno para sándwiches hecho tradicionalmente a base de atún y millo (o maíz).
Tiempo de preparación15 min
Hidratación anacardos (tiempo mínimo)5 h
Plato: Desayuno, Merienda
Cocina: Canaria, Vegana
Keyword: Anacardos, Comfort food, Legumbres, Millo/ maíz, Relleno
Raciones: 4 sándwiches

Ingredientes

Para la mayonesa

  • ½ taza (75 gr) anacardos naturales
  • Agua para hidratarlos (aproximadamente el doble de la cantidad de anacardos)
  • 1 cucharita jugo de limón
  • ½ cucharita sal marina fina
  • Una pizca de pimienta blanca molida (ajustar según gusto personal)
  • 3 cucharadas soperas agua

Resto de ingredientes

  • 6 – 8 rebanadas de pan vegano (preferiblemente estilo sándwich)
  • ¾ taza (125 gr) garbanzos cocinados
  • ½ taza (90 gr) millo/ maíz dulce
  • Sal marina fina al gusto

Elaboración paso a paso

  • Entre 5 – 8 horas antes de hacer la pasta, pon en remojo los anacardos con el doble de agua.
  • Pasado este tiempo, haz la mayonesa. Escurre los anacardos (deshazte del agua del remojo) y ponlos en el vaso de la batidora con el resto de ingredientes de la mayonesa. Muele bien hasta que obtengas una crema fina. Reserva en la nevera.
  • Ahora, en una picadora, muele ligeramente los garbanzos. No tiene que quedar una pasta fina. El objetivo es que los garbanzos no estén enteros para que se fusionen bien con los otros ingredientes y haya una diferencia de texturas con el millo. También puedes hacer esto aplastándolos con un tenedor, aunque tardarás un poco más.
  • Mezcla los garbanzos con el millo y la mayonesa. Añade sal fina al gusto y vuelve a mezclar bien. Mantén en la nevera hasta que se vaya a consumir.
  • Unta las rebanadas de pan con la pasta y forma sándwiches con ellas.

Notas

Nota 1: La mayonesa puede hacerse tanto en una batidora de vaso como con la batidora de brazo, simplemente es posible que necesites insistir un poco más de tiempo para obtener una crema fina. Pero se puede hacer sin problemas.
Nota 2: Si prefieres una consistencia de mayonesa más líquida, siempre puedes añadirle un poquito más de agua.
Nota 3: Normalmente, este tipo de sándwich se consume frío, así que te recomiendo que mantengas la pasta en la nevera hasta que vayas a comerla.

 

 
Espero que te lances a probar esta receta, que es muy sencilla y, a mí por lo menos, siempre me salva cuando no se me ocurre qué hacer cuando tengo una merienda o un desayuno con más gente. Por cierto, ¿habías comido este tipo de relleno antes de ser vegan@?
¿Ya has hecho tus sándwiches de “atún” y millo veganos? Entonces, no dudes comentar más abajo tus impresiones y, si te animas a subir alguna fotillo a Instagram, no olvides mencionar el hashtag #poramoralosgofres o a mí misma (@poramoralosgofres), que ya sabes que me encanta saber de ti.
¡Hasta la próxima receta!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *