RECETAS,  REVIEWS

Review de jackfruit + receta de pulled pork vegano (sin horno)

Este es el primer post que dedico a hablar de un ingrediente estilo review. No voy a referirme a marcas ni te voy a aconsejar optar por una u otra, porque en este caso concreto, no creo que sea importante, simplemente compartiré contigo mi experiencia con esta fruta como materia prima y, de camino, incluyo una receta, por si te animas a probarla.

 
Después de unos meses, me he convencido y he probado la famosa jackfruit, que desde hace un tiempo no deja de aparecer en los blogs y cuentas de Instagram de tod@ vegan@ que se precie. Esta fruta, que se conoce como fruta de jaca en español, es originaria de Indonesia, aunque también se encuentra en otros países con condiciones climatológicas de tipo tropical. Por lo visto, es un fruto bastante resistente de tamaño gigante, rico en vitaminas y otros nutrientes, además de ser altamente calórico. Hay quien afirma que sabe como la carne de cerdo, de ahí que haya tanto revuelo con ella en el mundo veggie. Puedes leer un poquito más sobre ella aquí y aquí.
 
Jackfruit aún en el árbol. Imagen bajo licencia CC0 CReative Commons (vía Pixabay).
 
Sin embargo, yo he tardado tanto tiempo en probarla, pese a que la venden en varios de los establecimientos donde suelo comprar porque, con carácter general (y creo que a excepción del queso), no me gusta la idea de buscar sustitutos de la carne que se parezcan en sabor a ella. Y es que no extraño este producto, de modo que no siento esa necesidad realmente. Pero me dije a mí misma que no tengo que ser tan rígida pues, al fin y al cabo, es una fruta, que sepa o no como un producto animal da lo mismo, porque no lo es. Así que me lancé.
 
No la he comprado fresca, de hecho, no la he visto jamás en persona, ni siquiera en los comercios asiáticos, que allí se encuentran muchísimos productos exóticos. Así que la he probado enlatada, en concreto, en salmuera (que es como probablemente la encontrarás, a menos que vivas en un país donde se desarrolle). En este formato, la he encontrado en tiendas de comida coreana, hindú/ india y china. Así que no debería resultarte demasiado difícil hacerte con ella. Ignoro totalmente si el sabor o la textura pueden variar cuando se consume recién recolectada y abierta y cuando se toma tras estar en una lata cierto tiempo. Lo que sí sé es que se puede encontrar envasada sólo con agua, con sal y con sirope, así como que, si está madura se come como fruta, sin cocinar. Evidentemente, si vas a hacer una comida salada, es preferible que no uses la que viene en sirope.
 
Bulbos y semillas de jackfruit. Imagen bajo licencia CC0 Creative Commons (vía Pixabay).
 
Cuando abrí la lata, encontré unas porciones de fruta carnosa que, vagamente, me recordaron a la piña en conserva. Aunque parecía algo más dura, la verdad. Cocinarla llevó aproximadamente 40 minutos, y tengo la sensación de que puede aguantar más tiempo en el fuego sin echarse a perder. Según se fue cocinando, empezó a ablandarse y con poco esfuerzo, la pude ir desmenuzando, por lo que rápidamente adquirió ese aspecto típico de la carne que se usa en platos como la ropa vieja (lo que se me hizo un poco creepy, no te voy a mentir), aunque el color era mucho más pálido.
 
Jackfruit tal y como viene enlatado en salmuera. Esas semillas que están en la carne son blandas y también se comen, de modo que no hay que retirarlas.
 
En cuanto a la salsa, que no añadí desde el principio (como verás en la receta), tengo que reconocer que absorbió bastante el sabor, así que, si vas a cocinar un plato en el que el protagonismo lo tengan la salsa o las especias, podría ser el ingrediente adecuado. Respecto a la textura, como ya mencioné, dicen que es como la carne de cerdo. A mí, sinceramente, no me lo pareció tanto. Es verdad que su aspecto se parece al de una carne, y es cierto que la textura recuerda a la misma, pero de forma lejana, a mi juicio. No sé describir muy bien lo que parece, realmente. ¿Tal vez podría decir que recuerda a una carne de estas que vienen muy procesadas y que realmente no se sabe lo que son? Debo reconocer, también, que yo no consumo carnes desde hace algo más de cuatro años, así que es posible que mi recuerdo esté un poco atrofiado ya. De modo que supongo que es algo que deberías probar para hacerte una verdadera opinión sobre ello.
 
Jackfruit mientras se cocina. Lo siento por el vapor…
 
Lo que sí que debes tener en cuenta es que apenas tiene proteínas (1 gramo por cada 100), pese a que se alega por ahí que es altamente proteica. De hecho, considera que, de acuerdo con la Oficina de Alimentación y Nutrición Norteamericana, la cantidad diaria recomendada de proteínas para una persona normal es de 0.8 gramos por kilogramo de peso, de modo que una mujer que pese 60 kilos debería consumir 48 gr de proteínas al día. Por tanto, para que tu plato sea equilibrado (recuerda, debe contener carbohidratos, grasas sanas y proteínas), deberías añadir algo proteico. Yo, el día que la comí en bocadillo al estilo pulled pork, lo acompañé con un batido de plátano y vainilla con proteínas veganas.
 
En definitiva, mi opinión es que puede ser un ingrediente interesante según qué plato quieras cocinar, pero no me parece realmente que sea un sustituto de la carne deshilachada en cuanto al sabor, así que, si es eso lo que buscas, puede que no te convenza del todo. Además, en principio, me parece un ingrediente saludable y completo a nivel de vitaminas y otros nutrientes, pero que no tiene demasiadas grasas ni proteínas, por lo que no basta por sí solo para cocinar un plato totalmente equilibrado o para sustituir el tofu como fuente de proteínas, tal y como defienden algunas personas. En cualquier caso, creo que es algo que deberías probar para que decidas si te gusta o no. Siempre es bueno probar cosas nuevas, así que ¡anímate!
 
 
Y precisamente para que te animes, aquí te traigo una receta con jackfruit que tiene al mundo vegano loco: pulled pork vegano, que se consume tradicionalmente con salsa barbacoa. Eso me recuerda que, si no sabes qué comida con proteínas hacer, aquí tienes una selección de algunas recetas:
 

PULLED PORK VEGANO (SIN HORNO)

Esta receta es una versión vegana, más rápida y sin horno del famoso pulled pork. Utiliza jackfruit como base para sustituir a la carne.
Tiempo de preparación10 min
Tiempo de cocción45 min
Tiempo total55 min
Plato: Almuerzo, Cena
Cocina: Estadounidense, Vegana
Keyword: Jackfruit, Pulled pork vegano, Salsa barbacoa
Raciones: 2 personas

Ingredientes

  • 1 lata jackfruit en salmuera (la mía pesaba 280 gr netos)
  • 250 ml agua caliente
  • 1 cebolla mediana (unos 115 gr)
  • 1 cucharita ajo en polvo
  • 6 cucharadas soperas salsa barbacoa (ten cuidado con la miel, confirma que es vegana)
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal marina gruesa
  • Más salsa barbacoa para servir (opcional)

Elaboración paso a paso

  • Abre la lata de jackfruit y corta cada porción de fruta en dos o tres trozos para facilitar que se cocine. No te deshagas de las semillas que te hayan caído en la lata, también se comen.
  • Pela la cebolla y pícala en juliana (tiras finas). Vierte un chorrito de aceite de oliva en una sartén o caldero y sofríe la cebolla con un poco de sal gruesa hasta que esté blanda.
  • Añade la jackfruit y el ajo y sofríe a fuego medio durante cinco minutos. Incorpora el agua caliente y deja cocinar a fuego bajo hasta que se evapore totalmente, removiendo de vez en cuando. Esto puede tomar de 15 a 20 minutos. Cuando estés removiendo, desde que percibas que la jackfruit se va ablandando, deshilacha poco a poco, con un tenedor o con cualquier otro instrumento de cocina que encuentres cómodo para esta labor.
  • Una vez evaporada el agua, sigue salteando hasta que la jackfruit se empiece a pegar a la superficie de la sartén. Entonces, añade cuatro cucharadas de salsa barbacoa y mantén a fuego bajo durante otros 20 minutos. Mueve constantemente y sigue desmenuzando si te quedan trozos de fruta entera. Pasado este tiempo, añade las otras dos cucharas de salsa y deja en el fuego por dos o tres minutos más.
  • Sirve caliente, con más salsa barbacoa si deseas. Normalmente se consume dentro de un bocadillo, pero puedes comerlo como más te guste. Yo lo he comido tanto en bocadillo como solo.

Espero que esta pequeña review te haya ayudado y que, en cualquier caso, te hayas lanzado con esta fruta, al fin y al cabo, solo te puedes crear una verdadera opinión si la pruebas. Cuéntame en los comentarios qué te ha parecido, ¿te ha encantado? ¿la has odiado? ¿o simplemente te ha dado igual? Y si te interesa que haga más publicaciones de este estilo, hablando sobre ingredientes o cualquier otra cosa relacionada con la comida vegana, dímelo también.
¡Nos vemos en la próxima receta!
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *