RECETAS

Pasta de lentejas con salsa de ajo y cebolla caramelizada (Vegana)

 
La pasta es uno de esos platos rápidos a la par que deliciosos. Se puede elaborar de forma muy sencilla (simplemente con aceite de oliva y orégano) o trabajarse mucho más, como cuando hacemos canelones y lasañas. Por eso, es una de mis comidas favoritas.

 
Además, ya no solo hay que limitarse a la pasta de trigo tradicional sino que, además de integral, también las hay de infinidad de ingredientes, como millo (maíz), trigo sarraceno, quinoa o lentejas rojas, por ejemplo. En cuanto a la pasta de lentejas rojas, para mí ha sido todo un descubrimiento, porque se convierte por sí solo en un plato equilibrado en cuanto a carbohidratos y proteínas, librándose del estigma ese de que comer mucha pasta no es bueno (por eso de los carbohidratos simples). Además, está bastante rica.
 
 
Ya la he cocinado de las formas típicas: con salsa de tomate, con boloñesa vegana y con bechamel vegana. Así que esta semana decidí introducirle algunos cambios. Le he dado un twist a la bechamel de toda la vida que, además de vegana, en esta receta lleva ajo y posteriormente se muele con la batidora. Claramente, si no te gusta el ajo esta no es tu receta, porque el objetivo es, precisamente, que tenga todo su sabor. Por otra parte, la cebolla caramelizada le da un toque dulce que contrasta con la salsa y que a mí me encanta. Ten en cuenta que tienes que disponer de al menos media hora para hacer esta receta, porque la cebolla tarda lo suyo en caramelizarse correctamente.
 
Por cierto, la pasta de lentejas no tiene gluten, así que es perfecta para personas con intolerancia.
 

PASTA DE LENTEJAS ROJAS CON SALSA DE AJO Y CEBOLLA CARAMELIZADA VEGANA

Dale un twist a la pasta de siempre con esta receta de espirales de lentejas rojas con salsa de ajo y cebolla caramelizada. Sin gluten.
Tiempo de preparación20 min
Tiempo de cocción30 min
Tiempo total50 min
Plato: Almuerzo, Cena
Cocina: Francesa, Italiana, Vegana
Keyword: Cebolla caramelizada, Lentejas rojas, Pasta, Salsa de ajo, Sin gluten
Raciones: 2 personas

Ingredientes

  • 100 gr pasta de lentejas rojas por comensal, es decir, 200 gr en total (vale otra pasta)
  • 1 l agua por cada 100 gr de pasta, esto es, 2 litros en total
  • 500 ml leche de soja
  • 1 cucharada sopera mantequilla vegana (puede ser aceite)
  • 5 cucharadas soperas maicena (harina fina de millo/ maíz)
  • 6 dientes de ajo
  • 1 cebolla grande
  • 1 cucharita azúcar moreno
  • Sal marina gruesa
  • 1/4 cucharita nuez moscada molida
  • 1/4 cucharita pimienta blanca
  • Aceite de oliva virgen extra

Elaboración paso a paso

  • En primer lugar, hay que caramelizar la cebolla: pélala y córtala en juliana (a tiras). Vierte un chorrito de aceite de oliva en una sartén y pon la cebolla a fuego medio. Añade una pizca de sal y el azúcar. Cuando empiece a ablandarse, baja el fuego al mínimo y cocina hasta que esté totalmente pochada y con color caramelo. Esto tomará unos 30 minutos. Ten cuidado porque se quema fácilmente, así que no dejes de moverla.
  • Ve calentando el agua para la pasta. Cuando comience a hervir, añade sal, en su caso (yo nunca le pongo). Vierte la pasta, cocina según las instrucciones y reserva aparte.
  • Pela y pica los ajos (no es necesario que sea en trozos pequeños). En un cazo aparte, derrite la mantequilla y sofríe los ajos a fuego bajo hasta que tengan un color ligeramente dorado. Añade la leche mezclada con la maicena (asegúrate de que no tenga grumos), la pimienta, la nuez moscada y una pizca de sal. Cocina a fuego medio – bajo sin dejar de remover hasta que espese.
  • Retira del fuego y muele con la batidora (yo uso la de brazo, de modo que no tengo que cambiar la salsa a otro recipiente). Prueba de sal y rectifica si es necesario. Vuelve a calentarla, porque es probable que se haya enfriado un poco.
  • Sirve la pasta con la salsa y la cebolla caramelizada por encima. Espolvorea con albahaca fresca o seca o con orégano.

Notas

Truco: Cuando hayas cocinado la pasta, añádele un chorrito de aceite de oliva virgen extra y remueve para repartirla bien. Esto evitará que la pasta se pegue y apelmace. Este método vale para cualquier tipo de pasta.
Truco: Como siempre te digo, mezcla la leche con la maicena en un tarro y agita, así evitarás los grumos.
 
 
Espero que hayas probado esta receta. Cuéntame cómo te ha salido, ¿qué opinas de la pasta de lentejas rojas? A mí me gusta bastante, es cierto que a la pasta tradicional no le gana ninguna otra, pero me gusta variar.
¡Hasta la próxima receta!
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *