RECETAS

Palomitas con toffee vegano (Vegan toffee popcorn)

 
La receta de hoy será tu mejor aliada esas noches de Netflix (o cualquier otra plataforma, que yo cuando se trata de series y pelis no hago distinciones), cuando lo único que te apetece es estar bien apoltronad@ en el sofá con algo que picar entre las manos.

Esta receta la llevo preparando años. Al principio, cuando era vegetariana, usaba mantequilla, lo cual no me hacía demasiada gracia, pese a que el sabor me encantaba, ya que era una cantidad de grasas animales excesiva. Así que, me reservaba el toffee para “ocasiones especiales”, como cuando organizaba maratones de Harry Potter (un poco friki, lo sé, pero ¡adoro la saga!) o “me ponía las botas” con Gossip Girl. El resto del tiempo, hacía las palomitas solas, con sal o con azúcar espolvoreada.
 

 

Cuando me hice vegana, no tardé demasiado en ponerme a experimentar para adaptar la receta, ya que la presión familiar era demasiada (estaban tod@s enganchad@s al toffee. Es lo que tiene, que es muy adictivo). Pero al principio no daba con la fórmula más adecuada. No sé por qué exactamente, pero el aceite de coco no funciona como sustituto de la mantequilla en este caso.

 

Vector bajo licencia CC0 Creative Commons (vía Pixabay)
Al final, probando con varias mantequillas veganas (o margarinas, como quieras llamarlas. A mí me gusta decirles mantequillas si son solo a base de aceites y margarinas si llevan leche de soja u otra vegetal), llegué a la conclusión de que únicamente queda realmente bien con las que están hechas solo con aceite. Con las margarinas nunca me salía bien, tal vez es por la leche de soja que llevan. Si te da por probar la receta con alguna de esas fórmulas y te sale bien, no olvides comentar más abajo, que así podremos tener más opciones de ingredientes para hacer la receta.
 
El caso es que, hasta donde yo he podido comprobar, la receta pide una mantequilla vegana que no lleve leche vegetal. Yo uso la ecológica de Flora, de la que ya te hablé en el post de la receta de los sticky buns veganos. Si usas otra marca, también me encantaría que lo comentaras, que seguro que quiero probarla.
 
Ahora bien, aunque se trata de grasas vegetales, sigue conteniendo demasiado aceite (y azúcar), así que no es una receta que elabore todas las semanas, ni mucho menos. Si estoy en una de esas épocas en las que solo me apetece comer palomitas (o roscas, como las llamamos en Las Palmas), procuro hacerlas solas, con un poquito de sal.
 
 

Además de la mantequilla, la fórmula lleva azúcar. Normalmente, uso azúcar moreno, pero últimamente la he sustituido por panela (puedes leer un poco más sobre ella aquí) y queda estupendamente. En alguna ocasión, la he 

hecho con azúcar blanquilla. No es la mejor opción, porque cristaliza más y deja un sabor más alejado del típico del toffee, pero se puede hacer. Total, a falta de pan buenas son tortas, ¿no?

 
Asimismo, la salsa de toffee necesita de algún sirope que la ayude a ser pegajosa, como es propio de este dulce. Me gusta usar sirope de agave, aunque el Golden Syrup también le queda maravilloso.
 
Por último, en cuanto a las palomitas, a mí me gusta hacerlas yo misma de la forma tradicional: en un caldero con un chorrito de aceite. Nunca compro esos paquetes que se hacen en el micro y, por tanto, nunca he usado esas palomitas como base de esta receta, pero supongo que servirán siempre y cuando sean veganas y no lleven sal.
 
Ilustración bajo licencia CC0 Creative Commons (vía Pixabay)
 
Antes de dejarte con la receta, que sé que se me va el santo al cielo y no paro de hablar, te dejo una selección de otras recetas del blog que pueden interesarte:
 
 
Chocolate caliente vegano y marshmallow fluff (el mejor acompañante de esta bebida, promesa)
 
Pumpkin spice latte vegano (¡con nata montada!)
 
Nachos veganos (¡así seguro que te montas un pedazo de fiesta!)
 
 

PALOMITAS CON TOFFEE VEGANO

Ponte una buena película y disfruta de tu sesión de cine con estas palomitas con toffee veganas.
Tiempo de preparación15 min
Plato: Postre
Cocina: Británica, Vegana
Keyword: Palomitas, Roscas, Toffee
Raciones: 1 bol grande (2 personas)

Ingredientes

Para las palomitas

  • 100 gr millo/ maíz para palomitas
  • 1 cucharada sopera aceite de oliva virgen extra

Para el toffee

  • 3 cucharadas soperas azúcar moreno o panela
  • 4 cucharadas soperas mantequilla vegana
  • 1 y 1/2 cucharada sopera sirope de agave o Golden Syrup
  • Una pizca de sal marina fina
  • 1 cucharita extracto de vainilla

Elaboración paso a paso

  • Primero, haz las palomitas. En un caldero, vierte el aceite de oliva y el millo. Mueve un poco para que todos los granos se impregnen de aceite. Tápalo y ponlo a fuego medio – bajo. De vez en cuando, zarandea de lado a lado el caldero (cógelo por las asas y no abras nunca la tapa). En un momento dado, comenzarás a oír el millo explotando. Sigue moviendo cada pocos segundos. El ruido del millo explotando debe ser continuo. Cuando haya intervalos de unos diez segundos entre explosión y explosión, es conveniente apagar el fuego para evitar que se queme. Una vez retirado del fuego, destapa y reserva.
  • Ahora, vamos con el toffee. Pon todos los ingredientes en un calentador a fuego bajo. Ve moviendo con una cuchara hasta que la mantequilla se haya derretido, de modo que puedas mezclarla con el resto de componentes. Sigue moviendo hasta que el azúcar se haya disuelto, la mezcla fusionado y se haya vuelto espesa, como un sirope. Suele tardar en torno a unos tres o cuatro minutos desde que comienza a hervir, aunque a veces puede tomar más tiempo.
  • Vierte la salsa sobre las palomitas y remueve con una cuchara hasta que todas las roscas estén cubiertas de toffee. Mueve cada pocos segundos para evitar que se peguen unas a otras hasta que ya no estén calientes.
  • Sirve en el recipiente en el que las vayas a consumir y ¡a disfrutar!

Notas

Nota 1: El caldero ideal para hacer las roscas es el que tiene un culo grueso, porque así es más difícil que se quemen. En cuanto a la tapa, te recomiendo que sea de cristal, porque así puedes ver cómo va la cosa y cuantos granos quedan por explotar.
Nota 2: No destapes el caldero mientras haces las palomitas, podrían salir disparadas. Si al moverlo de lado a lado notas que la tapa se escapa, coloca un paño desde una de las asas hasta la otra, pasando sobre la tapa, de modo que así puedas controlar que no se mueva.
Nota 3: También podrías usar un palomitero, que es una máquina para hacer palomitas. La verdad es que hay algunas monísimas, pero a mí me parece una inversión totalmente innecesaria, a menos que te dediques a vender roscas u organices una mega fiesta temática o algo similar.
Nota 4: Perfeccionar la técnica para hacer roscas lleva su tiempo. Así que, si no te explotan todos los granos o se te queman, aunque es un fastidio, no te deprimas, a tod@s nos ha pasado al principio.
Nota 5: Si ves que no consigues ligar la mantequilla con los otros ingredientes o el toffee no espesa, no te desesperes, mantén en el fuego hasta que suceda. No se quemará si sigues moviendo de forma continua.
Nota 6: Una vez tengan el toffee, hay que remover las palomitas de vez en cuando, sobre todo cuando están calientes, ya que se pegarán unas a otras.

 
Espero que te lances a probar esta receta, que es muy fácil y golosa. El único contra que le veo, además de que engorda (jeje), es que es un tanto pegajosa. Pero, claro, eso es lo normal en el toffee, ¿o es que yo soy la única que alguna vez ha tenido una pelea con los bombones de toffee de Quality Street, que los muy malditos se quedaban pegados en los dientes y parecía que nunca más iba a poder abrir la boca?
En cualquier caso, espero que te haya gustado la receta y, si ya la has probado, no te olvides de comentar más abajo, que valoro mucho tu opinión. ¡Y cómo no! Si te da por subir alguna fotillo a Instagram, menciona #poramoralosgofres o a mí misma (@poramoralosgofres), para ver cómo te lo estás montando en tu cocina vegana.
 
¡Hasta la próxima receta!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *