RECETAS

Napolitanas de crema (pain à la crème pâtissière) veganas

 
Hoy encontré una lámina de hojaldre en el congelador que había sobrado de las celebraciones navideñas. Y me puse a pensar en cómo aprovecharla. Primero se me ocurrió hacer unas láminas de hojaldre con verduras al horno, pero luego decidí que me apetecía más hacer algo dulce.

 
Al final, me decanté por unas napolitanas. Sí, ya sé que técnicamente las napolitanas son unas galletas, pero por lo menos en España al típico pain au chocolat o pain à la crème le decimos napolitanas. La crema que le vamos a añadir va a ser más pálida de lo que es habitual en una crema pastelera, por eso de que no tiene yemas, pero de sabor es mucho más ligera y, además, la naranja le da un toque diferente. Es una forma de variar la crema, así no es igual para todos los dulces, y queda muy rica.
 

 

Por otro lado, para las cremas siempre me decanto por usar vainilla en rama, porque es más natural y, a mi parecer, le da un sabor más intenso. Además, las pepitas de vainilla quedan muy monas repartidas por la crema. Pero si estás cort@ de vainilla, también podrías hacerlo con extracto, y en ese caso la leche solo la tienes que infusionar con la naranja. Dicho esto ¡vamos al lío!
 

 

NAPOLITANAS DE CREMA VEGANAS

Prepara unas napolitanas veganas perfectas, con su hojaldre crujiente y una crema suave con un ligero sabor a naranja muy especial.
Tiempo de preparación30 min
Tiempo de cocción20 min
Tiempo total50 min
Plato: Postre
Cocina: Francesa, Vegana
Keyword: Crema, Napolitanas, Pain à la crème pâtissière
Raciones: 9 napolitanas pequeñas

Ingredientes

  • Una lámina de hojaldre apta para vegan@s
  • 250 ml leche de soja (vale otra, aunque yo solo he probado la de soja y la de avena en esta crema)
  • ¼ rama vainilla
  • La piel de ¼ naranja ecológica (procura no cortar la parte blanca que está debajo de la piel, porque amarga la crema)
  • 20 gr harina fina de millo/maíz (maicena)
  • 25 gr azúcar blanquilla (si eres muy golos@ igual prefieres añadirle un poco más, aunque yo no creo que sea necesario)
  • 40 ml agua
  • 40 gr azúcar glas

Elaboración paso a paso

  • Si tu hojaldre es congelado, descongela siguiendo las instrucciones del envase.
  • De los 250 ml de leche, reserva un vasito y vierte el resto en un calentador con la piel de naranja y la vaina de vainilla cortada por la mitad, de modo que las pepitas puedan salir de ella. Deja al fuego hasta que la leche haya hervido y comience a subir. Entonces, retira del fuego.
  • Mientras la leche reposa y se termina de infusionar, ve preparando el almíbar: mezcla el agua con el azúcar glas y lleva a ebullición durante cinco minutos (a fuego bajo). Reserva. Verás que te queda un agua pegajosa, lo que nos va a servir como sustituto del huevo para pegar y pintar las napolitanas (y además, forma una capa dulce y crujiente ideal).
  • Ahora, mezcla el vasito de leche que habías reservado previamente con la maicena (yo lo que suelo hacer es ponerlo todo en un tarro de cristal y agitar, así me aseguro de que no quede ni un solo grumo). Viértelo en otra olla y añade el azúcar. Cuela la leche infusionada y añádela a esta olla.
  • Cocina a fuego medio-bajo hasta que adquiera una consistencia espesa, la propia de una crema pastelera. Retira y deja enfriar un poco. Recuerda que a la crema le sale una capita por encima cuando se enfría, para evitarlo, o la remueves cada pocos minutos, o la tapas con film transparente “a piel”, es decir, pegado a la crema.
  • Precalienta el horno a 180º C durante 10 – 15 minutos.
  • El hojaldre debería tener un grosor de 1 – 2 milímetros así que, si es más grueso, aplánalo con un rodillo. Córtalo en nueve cuadrados (o menos si quieres napolitanas de tamaño grande) y coloca crema en el centro, debe sobrar espacio sin crema por todos los bordes. No te pases con la cantidad de crema, porque se te pueden abrir las napolitanas cuando las hornees (aunque eso no es que sea un gran problema, la verdad). Pero tampoco te quedes cort@, que si no van a quedar tan secas que te van a absorber todos los líquidos del cuerpo cuando les pegues un mordisco.
  • Envuelve los cuadrados, pintando uno de los laterales con el almíbar para que pegue mejor. Coloca en una bandeja con papel de horno con el pliegue hacia abajo, porque si no se abren durante la cocción. A mí me gusta presionar los bordes con un tenedor para evitar que se salga la crema y luego las pincho para que salga el vapor durante la cocción (aunque a veces se sale igual). Pinta la parte superior con almíbar.
  • Hornea unos 20 - 25 minutos. Vuelve a pintar con almíbar un par de minutos antes de sacarlas del horno. ¡Ojo! mi horno es especialito, porque es de gas y no tiene calor arriba y abajo simultáneamente, así que revisa las napolitanas a los 15 minutos, y si están doradas ya están listas. Es importante tener en cuenta ese detalle para saber si están hechas, el color dorado. Y si tu horno también es especial, igual es buena idea que pongas el gratinador unos minutos al final, como hice yo, para que la parte de arriba no quedara pálida.
  • Sirve frías o templadas.

 

 

A mí me salieron nueve napolitanas, aunque no están todas en la foto… “¿por qué será?” me pregunto con la boca llena de hojaldre. Además, se me inflaron un poco y alguna hasta se abrió. Pero bueno, eso no altera el sabor. Hay otros días que me salen más bonitas.
 
Espero que hagas estas napolitanas y que me cuentes en los comentarios qué te han parecido. ¿Te han salido bien? ¿Se te han abierto?

 

¡Hasta el próximo post!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *