RECETAS

Hummus (vegano)

 
Creo que ya he mencionado que adoro los garbanzos. Así que era cuestión de tiempo que trajera una receta de hummus, que me encanta.

La primera vez que lo comí fue en un restaurante libanés, hace un millón de años, cuando todavía no era ni siquiera vegetariana. Es este plato con su típico pan de pita y el falafel lo que más me ha gustado de esa cocina. Pero claro, cuando me adentré en el mundo vegetariano me di cuenta de que ya no iba a pisar más un restaurante de ese tipo porque, aunque tengan platos que no lleven carnes, no me siento nada cómoda. Y ahora que estoy “veganizando” mi vida, menos todavía. Por eso, y porque el que se vende envasado por ahí me sabe a rayos, hago mi propio hummus en casa.
 
Como parte de la dieta vegana y vegetariana, le veo la ventaja de que no solo lo puedes usar con las ensaladas o como entrante con pan de pita o crudités, sino que va genial como paté para los desayunos porque, además de sabroso, tiene muchísimas proteínas. De hecho, así es como lo suelo tomar yo, con mis tostadas mañaneras. La otra ventaja de hacerlo casero es que puedes controlar la calidad de los productos que usas y la cantidad de sal. Además, es muy rápido y fácil de hacer (por no mencionar que es económico) y es una crema que admite congelación. Así que puedes hacer cantidades más o menos grandes y congelarlas en recipientes pequeños, de modo que cuando te apetezca, descongelas uno y te queda como recién hecho.
 
La receta que yo hago es una receta familiar árabe que heredó un amigo de su abuela. Sé que hay variantes (hay quien le pone comino, cilantro o pimentón, por ejemplo), pero a mí me gusta esta. Si tú sueles hacerlo diferente ¡no dudes en comentar, que así tod@s aprendemos algo nuevo!
 

HUMMUS DE GARBANZOS (VEGANO)

Receta tradicional de hummus de garbanzos. Perfecto para mojar o para untar en tus desayunos y snacks.
Tiempo de preparación10 min
Plato: Desayuno, Snack
Cocina: Árabe, Vegana
Keyword: Garbanzos, Hummus
Raciones: 1 bol mediano

Ingredientes

  • 400 gr (3 tazas) garbanzos cocidos
  • 1 diente de ajo
  • Zumo de medio limón (de tamaño mediano)
  • 3 cucharitas tahini
  • 100 ml agua
  • 1 cucharada sopera aceite de oliva virgen extra
  • Sal marina gruesa

Elaboración paso a paso

  • En un procesador de alimentos (o un recipiente si vas a usar la batidora de brazo) pon el ajo cortado, los garbanzos, el agua, el tahini, el limón y un poco de sal.
  • Muele hasta que te quede una crema (no debería haber ningún garbanzo entero ni a medias).
  • Prueba de sal. Si consideras que le falta, añade más. Vierte el aceite de oliva y vuelve a moler.
  • Cuando tengas una crema más bien homogénea (no será totalmente fina, sino algo grumosa, aunque supongo que dependerá de la potencia de tu máquina), está listo. Sirve en un bol con un chorrito de aceite de oliva por encima (opcional) o en recipientes individuales y congela. En la nevera se conserva durante unos cuatro días.

Notas

Nota 1: Si no tienes tahini, puedes sustituirlo por mantequilla de maní (cacahuete) o peanut butter, siempre y cuando no tenga ningún añadido. El sabor no queda idéntico pero da bastante el pego.
Nota 2: Ten en cuenta que esta receta no incorpora los tiempos ni el proceso de cocción de los garbanzos. Si no sabes cómo hacerlo, en mi receta de marshmallow fluff vegano te lo explico.
Nota 3: Si decides congelar el hummus, recuerda siempre sacarlo la noche antes de consumirlo y removerlo antes de usarlo.
 
Espero que pruebes la receta de hummus y que comentes qué te ha parecido. ¿Cómo lo has comido? ¿Te ha dado por probarlo en el desayuno? A mí, como ves en las fotos, me gusta espolvorearle un poco de lino marrón molido, que es rico en omega 3 y proteínas.
¡Nos vemos en la próxima receta!
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *