RECETAS

Gnocchi veganos con salsa de tomate (Vegan gnocchi with tomato sauce)

 
La receta de hoy es un plato tradicional italiano muy sencillo, que usa pocos ingredientes, y que te reconfortará durante estos días de frío.
 

Un plato ideal para los días fríos

Normalmente, no me quejo mucho del tiempo invernal, por eso de que en Canarias el clima es más cálido que en el resto del país. ¡Pero es que esta semana están bajando las temperaturas y lo único que me apetece hacer es meterme en la cama a hibernar! Ya sé que no estamos a 0º C (ni cerca), pero menos de 17º C aquí es el equivalente al Polo Norte.
 
Por eso, esta semana no se me ha ocurrido un plato mejor que este. Los gnocchi son calentitos, muy reconfortantes (como casi todo lo que lleva papas) y es un plato diferente. De hecho, la mayoría de las personas suele comprarlo precocinado, no sé si por ahorrar tiempo o porque no es una receta que esté tan extendida en nuestro país como para hacerla totalmente casera.
 
Realmente, no son muy difíciles, el problema es que requieren un poco de tiempo, ya que hay que cocinar las papas, machacarlas, mezclarlas con los otros ingredientes, darles forma y cocerlos, además de hacer la salsa. Pero vale la pena.
 

Una receta naturalmente vegana

Siempre me ha resultado curioso el hecho de que este plato sea naturalmente vegano. Es decir, la receta tradicional se hace solo con papas, harina y poco más. No obstante, con el paso del tiempo, hay quien le ha añadido huevo a la fórmula, puede que por hacer un plato más contundente o puede que por aprovechamiento (ya sabes que muchas recetas no responden a criterios estrictamente nutricionales sino más bien a la disponibilidad de ingredientes). El caso es que, según vi en un programa de gastronomía hace un tiempo, las primeras versiones de la receta eran realizadas por familias trabajadoras, de ahí que se usen pocos ingredientes y que se suelan servir con salsas muy sencillas.
 

Los ingredientes

Las papas (o patatas, como las llames) adecuadas para este plato son las de textura harinosa, es decir, que tienen un alto contenido en almidón, ya que son las mejores para hacer puré. Las famosas King Edward (o Quinegua, como las llamanos en Canarias) son este tipo de papa.

 
Aunque, en realidad, puedes hacer los gnocchi con las papas que tengas. Lo único que puede pasar es que te cueste más molerlas o que tengas que adaptar un poco la cantidad de los otros ingredientes para mejorar la textura de la mezcla.
 
Los rollos de gnocchi deberían tener en torno a 1 cm de grosor. Al cortarlos, las porciones tendrían un largo de unos 2 cm. Puedes aplastarlos suavemente con un tenedor para darles forma estriada, como ves en la foto, dejarlos tal cual (como hice yo) o darles otra forma (por ejemplo, bolitas).

En relación con la salsa, he elegido la de tomate, que le va de perlas y es también muy simple. No obstante, nada te impide que puedas añadir cualquier otra salsa que te guste, así que queda finalmente a tu criterio.

 
La mejor salsa de tomate es la que se hace con tomates frescos bien maduros (¡obvio!). Pero como no he conseguido unos que estén óptimos para este menester, he optado por usarlos enlatados. Lógicamente, si encuentras unos buenos tomates de salsa, te animo a que la hagas con ellos.

Otras recetas

Dicho esto, a continuación, te dejo varias recetas que podrían interesarte y paso a los gnocchi sin más dilación.
 

 

GNOCCHI VEGANOS CON SALSA DE TOMATE

Receta de gnocchi veganos perfecta para compartir durante los días de frío.
Tiempo de preparación45 min
Tiempo de cocción50 min
Tiempo total1 h 35 min
Plato: Almuerzo, Cena
Cocina: Italiana, Vegana
Keyword: Gnocchi, Papas, Pasta, Patatas, Salsa de tomate
Raciones: 2 personas

Ingredientes

Para los gnocchi

  • 550 gr papas/ patatas peladas
  • 1 cucharada sopera sal marina gruesa
  • Agua para guisar las papas
  • 200 gr harina de trigo común o maicena (si usas maicena tendrás una versión sin gluten)
  • 1/2 cucharada sopera aceite de oliva virgen extra
  • Una pizca de pimienta negra molida (a aumentar según gusto personal)
  • Una pizca de nuez moscada molida (a incrementar según gusto personal)
  • Más agua para guisar los gnocchi (en torno a 2 - 3 litros)
  • Más sal gruesa para el agua de guisar los gnocchi
  • Más harina para espolvorear en la superficie donde vas a cortar los gnocchi

Para la salsa

  • 1 lata (390 gr) tomate natural triturado
  • 2 dientes de ajo
  • 1/2 cucharada sopera aceite de oliva virgen extra
  • 1 cucharita sal marina gruesa
  • Una pizca de pimienta negra molida (o más según gusto)
  • Una pizca de nuez moscada molida (o más según gusto)
  • 1 cucharita azúcar moreno (opcional)
  • Orégano seco (opcional)

Elaboración paso a paso

  • Primero, haz las papas. Pélalas y pícalas en dados de dos o tres centímetros y ponlas en un caldero cubiertas de agua. El agua debe sobrepasarlas dos dedos, aproximadamente. Añade la cucharada de sal. Tapa y cocina a fuego medio hasta que estén hechas. Dependiendo del tamaño, tardarán 15 – 25 minutos.
  • Mientras, haz la salsa de tomate. Pela y pica los ajos lo más pequeño que puedas. Vierte el aceite en un calentador y sofríe los ajos hasta que estén un poco dorados. Añade el tomate, la sal, el azúcar, la pimienta y la nuez moscada. Tapa y cocina a fuego bajo, removiendo de vez en cuando, durante 20 – 30 minutos. Antes de retirarla del fuego, prueba y ajusta de sal y especias si es necesario.
  • Una vez estén hechas las papas, escúrrelas y machácalas hasta obtener un puré fino. Puedes usar un pasapuré o un tenedor.
  • Coloca el puré en un recipiente con la media cucharada de aceite, la pimienta y la nuez moscada. Mezcla bien. Ve incorporando la harina poco a poco, sin dejar de mezclar. Deberías obtener una masa suave y esponjosa que no se te quede pegada a las manos.
  • Haz una bola con la masa y divídela en ocho partes. Enharina la encimera y haz un rollito con cada parte de masa. A continuación, corta en porciones de un bocado cada rollo. Puedes dejarlas así, hacer bolitas pequeñas, o puedes decorarlas con un tenedor, siguiendo la forma tradicional de los gnocchi.
  • Calienta en torno a dos o tres litros de agua con un poco de sal. Cuando comience a hervir, vierte parte de los gnocchi. Estarán hechos cuando empiecen a flotar (tardan muy poco). Retíralos del agua con una espumadera y ve colocándolos en los platos. Repite con los gnocchi restantes.
  • Si es necesario, calienta la salsa de tomate y sírvela sobre los gnocchi. Espolvorea orégano seco.
  • Come calientes, justo tras hacerlos.

Notas

Nota 1: El azúcar en la salsa de tomate es opcional, pero resulta recomendable añadirle siempre un poco porque ayuda a equilibrar la acidez.
Nota 2: La textura de la masa puede variar según el tipo de papa que uses. Debería ser esponjosa y suave pero no pegajosa. Por eso, si tras añadir la harina la masa sigue pegándose a tus manos, puedes añadirle un poco más de harina hasta alcanzar la consistencia adecuada. Por la misma razón, si ya está lista antes de añadir los 200 gr de harina, no haría falta que la usaras toda.
Nota 3: Sabrás que las papas están hechas cuando, al pincharlas con la punta de un cuchillo, estas se deslicen fácilmente del mismo.
Nota 4: Ten en cuenta que este plato apenas contiene proteínas, de modo que, para que tu comida sea equilibrada, debes complementarlo con otro alimento proteico como tofu, seitán, soja…

Espero que te lances a probar este plato que, aunque te llevará un rato, es bastante sencillo y está buenísimo. ¿Ya has probado los gnocchi? Entonces, no dudes comentar más abajo tus impresiones y, si subes alguna foto a Instagram, anímate y menciona el hashtag #poramoralosgofres o a mí (@poramoralosgofres), que me encantará saber de ti.
 
¡Hasta la próxima receta!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *