RECETAS

Crêpes veganos (Vegan crêpes)

 
Hoy te traigo la receta de los crêpes de toda la vida veganizados. En general, los preparo de la forma “tradicional” francesa, con limón y azúcar, aunque la receta es básica, de modo que puedes añadirles lo que te apetezca.

 
Los crêpes siempre han sido uno de esos platos rápidos y fáciles a los que recurría cuando me apetecía un postre y no había nada preparado. Además, aunque parezca una bobada, cada vez que los comía me sentía como si el chic parisino me estuviera invadiendo. Así que, como comprenderás, era cuestión de tiempo que me pusiera a buscar la forma de hacerlos aptos para vegan@s.
 
 
El principal reto de esta receta es que se basa mucho en los huevos, que ligan la masa y la hacen esponjosa, a la vez que permiten obtener unas obleas bien finas. Así que tengo que reconocer que he tenido que hacer varias versiones de la receta hasta encontrar la que a mí, personalmente, se me parece más a la original.
 
Aunque hay gente que cocina los crêpes con harina integral, yo no te lo recomiendo. Sé que la harina integral es más sana, y de hecho es la que yo suelo consumir por defecto, pero en algunos postres queda fatal, y los crêpes son uno de esos platos. También he probado a hacerlos completamente de maicena, pero tampoco quedan muy bien, al menos desde mi punto de vista. En definitiva, la mejor harina para este plato es la de trigo común.
 
Asimismo, es muy importante la sartén que escojas para hacerlos. Tiene que ser antiadherente, porque si no se te van a partir. Además, tienen que ser lo más finos posible, así que también hay que engrasar la sartén bien para asegurarnos de que no quedan pegados. Para engrasarla, prefiero usar aceite de coco, porque genera un efecto similar al de la mantequilla y el ligero sabor que puede dar (yo casi nunca lo percibo, pero hay personas que lo notan muchísimo) queda muy bien en postres.
 

En relación con el relleno, como ya mencioné antes, a mí me gustan tradicionales, por lo que les añado un chorro de limón mientras se están cocinando (en el momento en que empiezan a aparecer burbujas en la superficie), seguido de un poco de sirope de agave o bien azúcar moreno o panela. Pero, lógicamente, los puedes acompañar con lo que sea. De hecho, para el post de hoy, hay dos a los que les he puesto un par de onzas de chocolate fondant que se ha derretido con el calor del propio crêpe. En las fotos, puedes ver que el primer crêpe lleva chocolate (se derrite rapidísimo); el segundo, jugo de limón y panela; el tercero no lleva nada (¿ves las burbujas? ese es el momento para añadir lo que quieras derretir dentro); el cuarto tiene jugo de limón y agave.
 
 

Por último, en cuanto a la forma, hay quien prefiere enrollarlos, rellenarlos y hacer una especie de bolsita con ellos, darles forma de cono, dejarlos planos apilados unos sobre otros, como se te ocurra. A mí, menos cuando los relleno con muchas cosas, me gusta darles forma triangular, de modo que, en la propia sartén, doblo el crêpe por la mitad y, a su vez, esa mitad la doblo sobre sí misma, dando lugar a un triángulo.

 
Bueno, creo que ya está todo dicho, así que te dejo ya con la receta, no sin antes recomendarte otros platos del blog que podrían interesarte:
 
 
 
Marshmallow fluff vegano (podría ser un topping ideal para tus crêpes)
 
Nata montada vegana (en este post tienes también al receta del famoso pumpkin spice latte)
 
Chai latte vegano (así tienes una merienda completa)
 
 

CRÊPES VEGANOS

Aquí tienes la versión vegana de los tradicionales crêpes, un postre rápido y sencillo que adorarás.
Tiempo de preparación15 min
Plato: Postre
Cocina: Francesa, Vegana
Keyword: Crepes
Raciones: 12 crêpes

Ingredientes

  • 200 gr harina de trigo común
  • 1 y 1/2 cucharita levadura química
  • 1 y 1/2 cucharada sopera aceite de oliva virgen extra (una variedad suave como la hojiblanca queda muy bien)
  • 400 ml leche de soja
  • 2 cucharadas soperas azúcar blanquilla
  • 1 cucharita harina fina de maíz/ millo (maicena)
  • 1 cucharita sirope de agave
  • 1/2 cucharita agua fría
  • Limones (uno por cada 4 crêpes. Opcional)
  • Sirope de agave, azúcar moreno o panela (aproximadamente 1 – 1 y 1/2 cucharita por crêpe. Opcional)
  • Chocolate fondant vegano (2 – 3 onzas por crêpe, previamente picadas. Opcional)
  • Aceite de coco puro virgen (para engrasar la sartén)

Elaboración paso a paso

  • En un recipiente, pon la leche y el aceite. En otro, combina la harina, la levadura y el azúcar blanquilla. Aparte, mezcla bien la maicena, el agave y el agua.
  • Vierte un tercio de la mezcla de la harina en la leche. Mezcla con unas varillas manuales. Añade otro tercio y vuelve a mezclar. Finalmente, vierte el resto de la harina y mezcla bien, asegurándote de que no queden grumos. Incorpora la maicena.
  • Pon a calentar una sartén antiadherente a fuego medio – bajo. Añade una cucharita de aceite de coco, repartiéndola por toda la superficie. Cuando la sartén esté bien caliente, vierte en el centro parte de la masa (normalmente, para una sartén grande la medida es de 3/4 de un cucharón, aunque puede variar) y ve moviendo la sartén hasta que se haya extendido por toda su superficie. El objetivo es conseguir una oblea lo más fina posible.

Si vas a hacerlos de limón

  • Cuando aparezcan burbujas en la superficie del crêpe, añade un chorro de limón sobre este y, acto seguido, espolvorea panela, azúcar moreno o sirope de agave. Inmediatamente, dobla el crêpe sobre sí mismo por la mitad. Vuelve a doblar, de modo que obtengas un triángulo. Retira del fuego. 

Si vas a hacerlos de chocolate

  • Cuando aparezcan las burbujas en la superficie del crêpe, coloca en el centro el chocolate y dobla siguiendo la técnica antes apuntada. Repite hasta acabar la masa.
  • Sirve calientes, tal como los has hecho o con algún topping como frutas, sirope, marshmallow fluff o nata montada.

Notas

Nota 1: Si vas a comerlos sin añadirles nada, retíralos del fuego cuando se hayan formado las burbujas y veas que están como cuajados. Puedes doblarlos en triángulos, enrollarlos sobre sí mismos o sacarlos planos, tal cual. Si les vas a poner otros rellenos que no necesitan derretirse, sácalos para montarlos fuera del fuego.
Nota 2: Como ya mencioné, puedes colocarlos de la forma que prefieras, aunque doblarlos en triángulos es una de las formas más sencillas de evitar que se partan al sacarlos.
 
Espero que pruebes esta receta de crêpes y que disfrutes con ella. Para mí, son ideales para una merienda dulce (no todos los días, claro), con una buena taza de té. El chai le queda muy bien, aunque yo tampoco “le haría un feo” a un rooibos. ¿Ya los has probado? Entonces, no olvides comentar más abajo y, si subes alguna foto a Instagram, no te cortes y menciona el hashtag #poramoralosgofres, o a mí misma (@poramoralosgofres), que me encantará saber de ti.
 
¡Hasta la próxima receta!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *