RECETAS

Chai Latte (vegano), un té de lo más exótico

 
 
Ayer por la tarde me estaba quedando dormidísima mientras leía, pero la verdad es que no me apetecía nada tomarme un café.
 

 

Así que pensé que era buena idea hacerme un Chai Latte, porque según la Ayurveda (medicina tradicional india) el Chai aumenta la energía. Por eso, hoy te traigo la receta del Chai Latte, que en realidad es bastante simple.
 
 
El Chai Latte es una bebida caliente a base de té con especias y leche típica de la India, aunque probablemente esto ya lo sabías, pues desde hace un tiempo está bastante de moda. Hay marcas que comercializan la mezcla de Chai, incluso en su versión ecológica, como los Yogi Tea, lo cual es genial (y están buenísimos, tampoco voy a mentir), pero también es interesante saber prepararlo en casa, ya sea por economía o porque se prefiere lo casero.
 
He probado varias recetas de Chai y esta es la que más me ha gustado hasta ahora porque me parece que tiene la intensidad adecuada y me levanta bastante el ánimo.
 

 

 

 

CHAI LATTE

Con esta receta podrás preparar el famoso chai latte, perfecto para esos días fresquitos en los que necesitas un extra de energía sin necesidad de tomar café.
Tiempo de preparación15 min
Plato: Bebida
Cocina: Asiática, India, Vegana
Keyword: Chai latte, Té
Raciones: 3 personas

Ingredientes

Por cada 800 ml de agua

  • Una rodaja de jengibre fresco de medio centímetro de grosor (si no es eco, mejor retira la piel)
  • Una ramita de canela
  • Cuatro granos de pimienta negra
  • Cinco clavos de olor
  • Tres granos de anís estrellado
  • Cinco vainas de cardamomo
  • Un trozo de nuez moscada del tamaño de un cardamomo (aproximadamente)
  • 1 cucharada sopera té negro (o rojo. Yo prefiero este último aunque el Chai tradicional suele ser con té negro)
  • Leche vegetal (yo siempre uso leche de avena, que le da un toque dulce sin tener que añadir endulzantes de ningún tipo. Vale cualquier otra)

Elaboración paso a paso

  • Añade las especias al agua. Te recomiendo que abras las vainas de cardamomo con la punta de un cuchillo para conseguir liberar las semillas de su interior y así obtener todo su sabor. Incluye las vainas también, no las tires.
  • Lleva a ebullición unos siete minutos. Apaga y añade té al gusto, según lo prefieras más o menos cargado. Deja reposar el tiempo indicado, según el tipo de té, generalmente unos cuatro o cinco minutos.
  • Sirve con leche y endulza si quieres. Recuerda que es un latte, lo que significa que debe llevar una cantidad considerable de leche, de un tercio a la mitad de la taza, normalmente. Aunque, de todas formas, creo que hay que ser flexibles en la cocina (¡qué aburrimiento si no fuera así!), así que puedes echarle menos o más, o incluso no ponerle leche: ¡haz lo que más te guste y se adapte a ti!

Espero que te animes con un Chai Latte y cuéntame tus impresiones en los comentarios: ¿te gustan las infusiones de tipo exótico o con toques diferentes? ¿o prefieres la manzanilla de toda la vida?
 

¡Hasta la próxima receta!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *