RECETAS

Brownie vegano (¡¡de calabacín!!)

 
Hoy traigo una receta que va a enamorar a l@s amantes del chocolate: brownie vegano con calabacín.

 
Es un postre muy sencillo de preparar, que no requiere demasiado tiempo ni saber hacer en la cocina, así que no hay muchas posibilidades de que te salga mal. Además, el calabacín hace que sea más ligero de lo habitual (lo cual no nos viene mal en verano, por eso de la operación bikini), pues sustituye a parte de la harina. Y no, no sabe. Ni te darás cuenta de que lo lleva, promesa.
 
Otras recetas similares que van bien en verano y que puede que te interesen son:
 
Mousse de chocolate de aguacate vegano, que es rápido y muy fresquito
 
Queque o bizcocho de vainilla vegano, fabuloso con yogur o frutas
 
Cookie cake vegana, que como mejor queda es con una bolita de helado vegano. A mí me encanta el de vainilla, caramelo y praliné de Booja – Booja (puedes ver su página aquí –en inglés-)
 
Ya que estamos con esto de los helados, ¿cuál es tu favorito? ¿alguna sugerencia? Puedes compartirlo en los comentarios, que me encantan los helados veganos (más que los tradicionales, tengo que confesarlo). La verdad es que un buen helado de vainilla le queda genial a este brownie, y eso lo hace un poco más especial, como postre de cualquier comida.
 

BROWNIE DE CALABACÍN VEGANO

Esta es una versión vegana y muy ligera del tradicional brownie de chocolate. Advertencia: engancha y no, no sabe nada a calabacín.
Tiempo de preparación10 min
Tiempo de cocción27 min
Tiempo total37 min
Plato: Postre
Cocina: Estadounidense, Vegana
Keyword: Brownie, Calabacín, Chocolate
Raciones: 1 brownie mediano

Ingredientes

  • 150 gr calabacín pelado (o un calabacín mediano)
  • 60 ml aceite de girasol (vale otra suave)
  • 100 gr azúcar blanquilla
  • 125 gr harina integral
  • 30 gr cacao puro desgrasado en polvo
  • 1/2 cucharita de café de levadura química
  • 1/2 cucharita de café de extracto de vainilla
  • Una pizca de sal marina fina
  • Aceite de coco para engrasar el molde (vale otro)

Elaboración paso a paso

  • Precalienta el horno a 180º C.
  • Pela y muele el calabacín en un procesador lo máximo que puedas.
  • Mezcla todos los ingredientes.
  • Engrasa un molde (yo he usado uno redondo de 20 cm de diámetro). Si, como es previsible, el aceite de coco está derretido completamente, introduce el molde unos minutos en la nevera para que se endurezca y, si hace falta, reaplica aceite. Vierte la mezcla en el molde y hornea a 180º C durante unos 27 minutos o hasta que, al pinchar el brownie con un palillo, este salga ligeramente manchado.
  • Corta en porciones y sirve caliente o frío. Como mejor queda es de un día para otro, pues los sabores se asientan.

Notas

Nota 1: Recuerda que cuando digo “una pizca de sal” me refiero a la cantidad de sal que puedes coger entre tus dedos índice y pulgar.
Nota 2: Cuando pinches el brownie, el palillo (u otro instrumento que uses) debería salir limpio en su mayoría pero con algunos restos de la masa, como si estuviera a medio cocinar. Ese es el punto del brownie. Si el palillo está completamente limpio se ha cocinado demasiado (sigue estando bueno, pero ya se asemeja más a un queque que a un brownie) y si sale totalmente manchado es que aún no está listo para retirarlo del fuego.

 
 
Espero que te lances a probar esta versión (¿podríamos decir “ligera”?) del brownie y que disfrutes con ella. ¿Ya has cocinado esta receta? No olvides compartir tus impresiones en la sección de comentarios y, si te animas a subir una foto a Instagram, no te cortes y menciona el hashtag #poramoralosgofres, que me va a encantar ver cómo te lo estás montando en tu cocina vegana.
¡Hasta la próxima receta!
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *