RECETAS

Boloñesa de lentejas vegana (Vegan lentils Bolognese)

 
Hoy te traigo otra versión de la salsa boloñesa veganizada que, si siempre te gustó la receta tradicional de ese plato, te va a encantar. Esta receta condensa todos los sabores propios de una boloñesa con una base de lentejas y ¡el resultado es increíble!

Cuando era pequeña, el único tipo de pasta que me gustaba eran los espagueti y, para colmo, solo me los comía de dos formas: con aceite de oliva, ajo y orégano o con la boloñesa de mi madre. Por suerte, con la edad se me fue pasando la tontería y me empecé a interesar por otras clases de pasta y otras formas de prepararlas. Luego, cuando me hice vegetariana, por más que cocinara boloñesas vegetales, no conseguía nunca una salsa que se pareciera, ni siquiera remotamente, a la de mi madre. Así que tuve que aceptar que no la volvería a comer.
 
 
Pero hace unas semanas, por casualidad, descubrí que lo que iba a ser un guiso con lentejas para comerlo sobre tortillas, arroz o papas, sabía casi, casi, como la receta de boloñesa de mi madre. Así que ya te imaginarás mi sorpresa y mi alegría. Obligué a varios miembros de mi familia a que la probaran para saber si me lo estaba inventando o era verdad, al fin y al cabo, llevaba demasiado tiempo sin probarla y era posible que recordara el sabor de forma diferente al real. Pero no, no me equivocaba. Todo el mundo, incluíd@s l@s no vegan@s, coinciden en que es como una boloñesa tradicional y que no se parece en nada a un potaje de lentejas.
 
Lógicamente, no he parado de cocinarla desde entonces y la he probado con distintos tipos de pasta e, incluso, como ves en las fotos, en una buena pizza vegana, con su queso mozzarella incluido (¡Dios, es recordarlo y se me hace la boca agua!). No es que quiera restregarte en la cara que ayer comí pizza, pero es que la boloñesa le queda muy bien. Por cierto, el queso que usé es el bloque de mozzarella vegana de Violife, que a mí me parece que está muy conseguido y se derrite totalmente. La verdad es que me gustan mucho los quesos de esta marca, ¡parecen tan reales! ¿Qué quesos veganos sueles consumir? Siempre estoy probando nuevas marcas para encontrar las que mejor se adapten a mi cocina, así que si tienes alguna recomendación u opinión, comenta más abajo.
 
En cuanto a la receta, la base son las lentejas, aunque a mí me gusta añadirle soja texturizada fina o VE-G-BURGER (de este sustituto proteico ya te estuve hablando hace un tiempo en el post de la receta de nachos veganos, puedes verlo aquí), porque así encuentras varias texturas que quedan muy bien. No obstante, puedes hacerla solo con lentejas, ya que la cantidad de soja es muy pequeña y no afecta mucho al sabor final.
 
Aparte de eso, también es importante que recuerdes poner en remojo las lentejas unas horas antes. Lo más cómodo es dejarlas toda la noche. Si bien es cierto que puedes hacer la receta sin haber hidratado las lentejas, pero tomará más tiempo de cocción y es posible que queden algo duras.
 
El cuanto a las hierbas aromáticas, te recomiendo añadir una ramita de tomillo, sobre todo si la vas a hacer solo con lentejas o con soja texturizada fina. Si la vas a cocinar con VE-G-BURGER, no es necesario, pues ya viene especiada. En relación con el orégano, a mí me gusta espolvorearlo sobre el plato una vez montado, pero hay personas que prefieren cocinarlo, así que lo puedes añadir mientras se guisa la salsa.
 
 
Por último, aquí te dejo enlaces a otras recetas de salsas y pasta que pueden interesarte:
 
 
 
 

BOLOÑESA DE LENTEJAS VEGANA

Esta versión vegana de la salsa boloñesa tiene una base de lentejas y sabe muy, pero que muy parecido a la original.
Tiempo de preparación20 min
Tiempo de cocción30 min
Hidratación de las lentejas8 h
Tiempo total50 min
Plato: Almuerzo, Cena
Cocina: Italiana, Vegana
Keyword: Boloñesa, Lentejas, Soja texturizada
Raciones: 3 personas

Ingredientes

  • 1 cebolla mediana (130 gr)
  • 1 zanahoria mediana (170 gr)
  • 105 gr (1/2 taza) lentejas tipo Lanzarote deshidratadas
  • 2 tomates medianos maduros o 105 ml tomate triturado enlatado
  • 25 ml (2 cucharadas soperas) aceite de oliva virgen extra
  • 1/2 cucharita pimentón dulce de la Vera
  • 3 clavos de olor molidos
  • Pimienta negra molida al gusto
  • Sal marina gruesa al gusto (yo he usado 1 y 1/2 cucharita)
  • 1/4 cucharita nuez moscada molida
  • 2 dientes de ajo grandes
  • 670 ml (2 y 3/4 taza) agua (caliente)
  • 20 gr (1/4 taza) soja texturizada fina o VE-G-BURGER (opcional)
  • 75 ml (1/4 taza) agua adicional si se va a usar soja texturizada para hidratarla
  • 1 ramita de tomillo (opcional, pero recomendable si no se usa VE-G-BURGUER)
  • Orégano seco al gusto (opcional)

Elaboración paso a paso

  • La noche antes de cocinar el plato, pon en remojo las lentejas con suficiente agua como para que hidraten (el agua debería sobrepasarlas varios centímetros).
  • Pela y pica las verduras lo más pequeño posible. Vierte el aceite de oliva sobre una olla y calienta a fuego medio – bajo. Añade los ajos, saltea durante un minuto. No dejes que se tuesten. Añade la cebolla y sigue salteando hasta que quede blanda. Puedes incorporar junto con la cebolla un poco de sal gruesa, que ayudará a extraer todo su sabor. Incorpora la zanahoria y sofríe durante unos tres o cuatro minutos. Finalmente, añade el tomate. Sofríe hasta que el tomate se haya vuelto anaranjado, unos cinco minutos más, por lo menos.
  • Mientras, escurre las lentejas. Añádelas al sofrito y rehoga durante unos minutos. Al mismo tiempo, ve calentando el agua aparte.
  • Espolvorea el pimentón, la nuez moscada, la pimienta y el clavo. Sigue rehogando unos minutos más.
  • Vierte el agua caliente. Añade la sal, el tomillo y el orégano, si lo prefieres cocinado. Remueve y cocina a fuego medio – bajo. No olvides remover de vez en cuando. Esto llevará de 30 – 45 minutos, dependiendo de lo hidratadas que estuvieran previamente las lentejas.
  • Si vas a usar soja texturizada fina, hidrátala con el agua adicional y añádela durante los últimos cinco minutos de cocción. La VE-G-BURGUER no necesita preparación alguna, simplemente incorpórala también en los últimos cinco minutos.
  • Sirve caliente sobre cualquier plato de pasta o pizza con un poco de orégano.

Notas

Nota 1: Antes de poner las lentejas en remojo, recuerda revisarlas, porque es habitual que durante la recolección haya caído alguna piedra entre ellas, y te aseguro que partirse un diente por masticar una piedra no es una experiencia grata.
Nota 2: Dada la pequeña cantidad, el clavo puedes molerlo sin mucho esfuerzo en un mortero.
Nota 3: El tiempo de cocción puede variar dependiendo de las lentejas. Te recomiendo que, en torno a la media hora, pruebes de sal y aproveches para catar también las lentejas. Si ya están blandas, se han cocinado.
Nota 4: A este plato el reposo le sienta genial, así que al día siguiente está incluso mejor.

 

 
Espero que te guste esta receta de boloñesa, en mi casa por lo menos ha sido muy exitosa. Y yo ya me he declarado su fan #1. ¿Ya has cocinado la receta? Entonces, no olvides compartir tu experiencia más abajo en la sección de comentarios. Y, si te lanzas a subir alguna foto a Instagram, no lo dudes ni un segundo y menciona el hashtag #poramoralosgofres, o a mí misma (@poramoralosgofres), que ya sabes que me encanta saber de ti.
 
¡Hasta la próxima receta!
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *